ENLACE PATROCINADO

¿Cómo los problemas financieros afectan a los Hijos?

PUBLICIDAD


Se dice que la edad ideal para aprender la mayoría de las cosas es cuando somos niños, pero también de niños es cuando solemos aprender muchos errores quizá por parte de nuestros padres, errores los cuales sin duda alguna perjudicaran de una manera muy negativa la vida de adultos de sus hijos, como lo podría ser en este caso… el concepto y la idea sobre el dinero.

Cuando estuve de visita en mi país natal, hace solo unos meses a tras, viví lindas experiencias con mi familia y amigos cercanos, semanas después ya de regreso a los Estados Unidos, traje conmigo recuerdos muy lindos de momentos y experiencias inolvidables que sin duda alguna le dieron un cambio positivo a mi vida, enseñándome cosas que no esperaba aprender en tan corto tiempo o sencillamente reflexionando sobre situaciones a las cuales muchas veces no prestaba mucha atención, como por ejemplo la corta conversación de una madre y su hija de cuatro o cinco años de edad sobre el dinero en un centro comercial.

He aquí la historia.

En un centro comercial, en la sección de niños, veo a una madre con su hija caminando por alrededor de la tienda, de repente la niña se detiene a mirar unos zapatos de color rosa y le dice a su madre muy entusiasmada “mami, mira estos zapatos tan lindos, pero no podemos comprarlos porque no hay platita ¿verdad?” la madre con una actitud muy fría respondió: “Ni se te ocurra pedir nada porque no hay dinero”, la niña un poco tímida y temerosa por las palabras de su madre, respondió: “Si, ya sé que solo hemos venido a mirar”. Escuchar esas palabras de aquella niña, fue algo muy conmovedor y a la vez algo que me hizo pensar y volver al pasado. ¿Recuerdas haber tenido alguna conversación similar con tus padres de niño? Yo sí, recuerdo que tal vez en algún momento papa o mama me dijeron algo similar.

En muchas ocasiones, los padres suelen cometer el error de inculcarle a sus hijos ideas y conceptos errados sobre ciertas cosas de la vida, ideas y conceptos de las cuales los pequeños no tienen culpa alguna, mucho menos la capacidad suficiente como para comprenderlo, en este caso el dinero. Errores los cuales muchas veces se cometen inconsciente y conscientemente ya sea producto de la ignorancia, falta de información, o simplemente por el orgullo de resistirse a aprender y corregir.


No es culpa de ellos.

Es muy cierto y comprensible que algunas veces la situación económica del hogar no esté en sus mejores apogeos, ya sea porque al padre lo echaron del trabajo o porque algo inesperado sucedió. Pero no por eso deberían de involucrar a sus hijos en sus problemas, sobre todo si estos son solo aun unos niños. La responsabilidad de los padres con los hijos es primeramente velar por ellos, ver que tengan lo necesario para desarrollarse y poder vivir, no necesariamente con cosas materiales de mas o lujos exorbitantes pero al menos con lo básico y necesario, no es culpa de nadie que sus finanzas personales no anden bien y quizá tampoco sea culpa de ustedes como padres pero sin duda alguna no es culpa de sus pequeños.

¿De qué manera lo estoy haciendo?

Espera… no entendí bien, ¿como estoy involucrando a mi hijo en mis problemas si no lo estoy dejando de hambre y mucho menos pidiendo que trabaje? Créanlo o no, de alguna u otra manera lo están haciendo, ya sea consciente o inconscientemente pero lo están haciendo, están involucrando a sus hijos en sus problemas financieros al decirles en una forma fría y directa que no hay dinero, que la vida cada día es más difícil o peor aun que tal vez no saben que irán a comer mañana.

Lo único que están logrando.

Con estas palabras lo único que están logrando es crearles una idea negativa y poco alentadora a sus hijos de lo que realmente es el dinero y de lo difícil que es la vida, quizá esto no afecte de una manera severa la vida de sus hijos por el momento, pero definitivamente más adelante cuando lleven una vida de adultos, pensando que la vida es demasiado difícil como para vivirla , de esta manera teniendole miedo a vivir y que quizá no vale la pena vivirla, que el dinero es demasiado difícil de conseguir y que trabajando no es suficiente, dando como consecuencia resultados drásticos como por ejemplo un suicidio. Si, es así… muchos jóvenes deciden quitarse la vida porque en algún momento de sus vidas sintieron no poder más con ella y porque tal vez no encontraron una solución o alternativa a sus problemas.

“Porque no hay platita, ¿verdad?”.



¿Es esto lo que deberían de responder a sus hijos cada vez que su presupuesto o economía en el hogar está mal? ¿Por qué no intentar en decirle algo diferente? algo como… “Si están muy bonitas, hoy no te la podemos comprar porque tenemos otra prioridad de gastos que cubrir en la casa pero tal vez la próxima semana podemos volver y comprártelos” O tal vez podrían responder algo como… “Si están muy bonitas, pero hoy no te la podemos comprar porque en estos últimos días no te has portado muy bien pero si te portas bien en los siguientes días, volvemos y te las compramos”.

La mayoría de padres quieren lo mejor para sus hijos, pero muchas veces fallan olvidando que estos aun son unos niños, y que por lo tanto no suelen asimilar o tomar las cosas de la misma manera que nosotros los adultos… es por ello que como padres, deberían de buscar otra manera de hacerle entender las situaciones malas que esté pasando la familia mas no de intimidarlos o hacérselos saber de una manera directa y fría.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...