ENLACE PATROCINADO

Relatos e Historias de Motivación. Atención, nena, que soy tu Amor

PUBLICIDAD


Les Brown y su hermano gemelo fueron adoptados por Mamie Brown, criada y ayudante de cocina, poco después de su nacimiento en un suburbio miserable de Miami.

Debido a su hiperactividad y a su jerigonza, tan incesante como incomprensible, Les recibió clases de educación especial para discapacitados, tanto en la escuela primaria como en la secundaria. Al graduarse, empezó a trabajar en las playas de Miami como barrendero, pero su sueño era llegar a convertirse en disc jockey.

Todas las noches solía acostarse con una radio pegada a la oreja para escuchar a los disc jockey locales y vivía tan apasionadamente su vocación que creó una emisora de radio imaginaria en su diminuta habitación. Un cepillo para el pelo hacía las veces de micrófono mientras Les presentaba los discos a su auditorio de fantasmas.

Su madre y su hermano, que podían oírlo a través de las delgadas paredes, solían gritarle que cerrara la boca y se durmiera de una vez, pero él no les hacía caso. Estaba envuelto en su propio mundo, viviendo en un sueño.

Un día, Les decidió presentarse en la emisora local de radio aprovechando la pausa para el almuerzo. Consiguió llegar al despacho del gerente de la emisora y le contó que quería ser disc jockey. El hombre recorrió con los ojos al desaliñado joven enfundado en su mono de trabajo, con su sombrero de paja en la mano, y le preguntó si tenía alguna experiencia en la radio. Les respondió que ninguna.


Pues me temo que siendo así no podemos ofrecerte nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...