ENLACE PATROCINADO

La confianza y la esperanza como fuentes de inspiración para construir nuestros Sueños

PUBLICIDAD


 La Navidad es una época que trae consigo momentos de reflexión, momentos para compartir con seres queridos, incluso momentos donde nos sentiremos solos, en fin un portafolio de situaciones que a la final son grandes regalos que nos da la vida, para hacer una pausa en el camino.

Es una época de renacimiento, sobre todo de reconciliación con nosotros mismos. Pues a la final el retorno a nuestra propia confianza, a conectarnos con nuestro corazón, a sentir la determinación de comprometernos a vivir desde la confianza y la pasión, para hacer que suceda el mayor bien en nuestras vidas.

Tan sólo podremos ayudar a otros si primero nos ayudamos a nosotros mismos. Tan sólo podemos ser conscientes de nuestras emociones, de nuestros objetivos y de nuestros sueños si tomamos el tiempo para tenerlos presentes y definirlos.

Si bien la mayor felicidad se consigue durante el camino transitado, es muy importante tener claro hacia donde nos dirigimos, tanto en la vida personal, como en lo laboral, lo financiero, lo social y lo espiritual.   Hay un dicho que me impactó mucho que les quisiera compartir y es que" aceptamos el amor que creemos merecer". Por ende, nuestra vida, finanzas, relaciones, amistades y trabajos son el reflejo de nuestras creencias más profundas.

Cuántas veces al año te detienes a revisar cuáles creencias y valores están rigiendo tus decisiones. Toda acción que hacemos está relacionada con una necesidad  o varias necesidades que para nosotros son importante satisfacer. Cuando estamos en crisis seguramente no estamos satisfaciendo ni nuestras actuales necesidades, ni mucho menos nuestras prioridades.

Entonces cómo gerenciar esa crisis de una manera asertiva y productiva para nosotros?. Con mucho valor, para determinar qué cambios tengo que hacer en mi sistema de creencias, que me apoyen a ir en consonancia para satisfacer mis necesidades y  propios valores (no los impuestos).

La responsabilidad de nuestra felicidad está dentro de cada uno de nosotros, no en mano de terceros ni en presencia de otros. Si no podemos cambiar la situación que enfrentamos, el reto es cambiarnos a nosotros mismos y en función de eso tomar decisiones y las acciones a lugar.

Estamos vivos para vivir la vida, para sentirnos vibrantes, para construir, para apoyar, para iluminar, para sonreír, para tener esperanza, para sembrar, para liberarnos de tantos miedos que nos pueden inmovilizar y hacer que seamos espectadores silentes de lo que debería ser.

Si te ha gustado este Articulo, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...