ENLACE PATROCINADO

La comparación, un enemigo a vencer ¿En función de qué, te Calificas?

PUBLICIDAD


Desde que nacemos y nos encontramos en la cuna del hospital, empiezan las comparaciones.

"Es más chiquito o más grande que…"
"Tiene menos pelo que…"
"Pesa más que…"

Escuchamos hablar y vemos actuar a nuestros padres y a personas que admiramos y los imitamos.
Adoptamos su forma de pensar.

Así aprendemos a compararnos con los demás y a calificarnos de acuerdo a los resultados obtenidos.
Así, el "yo soy más que,,," o "menos que…", pasa a formar parte de nuestro vocabulario diario.



Y a partir de ese momento, las comparaciones nos acompañan a lo largo de toda la vida.
A veces las hacemos nosotros mismos y en ocasiones las hacen los demás.

Pueden ser en el aspecto físico, social, económico, intelectual, deportivo, etc., etc., pero siempre tenemos que tener cuidado con ellas.

La comparación tiene un aspecto positivo y uno negativo.

Es positiva, cuando nos permite darnos cuenta de que existe una gran variedad de formas de pensar, sentir, actuar y vivir.

Cuando nos sirve como guía o modelo para ciertos aspectos o cosas que deseamos aprender o cambiar.

 Si te ha gustado este Articulo, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...