ENLACE PATROCINADO

Técnica para detectar nuestras Emociones

PUBLICIDAD


Nuestras emociones se manifiestan en nuestro cuerpo.
Por lo tanto, para aprender a detectarlas, necesitamos prestar atención a nuestras sensaciones físicas.

El primer paso es, simplemente, poner atención a cada parte de nuestro cuerpo y ver qué está sucediendo.

¿Tenemos tensión o alguna molestia en algún lado?
¿Estamos sudando, sin motivo aparente?
¿Tenemos las manos más frías que siempre y no hace frío?
¿Estamos cansados, sin ninguna razón que lo justifique? Etc.

También podemos identificar nuestras emociones, observando nuestra conducta y los comentarios que nos hace la gente.

¿Nos da flojera hacer las cosas que tenemos que hacer?
¿Estamos sobrecargados de cosas y actividades y algunas o muchas, no son tan necesarias?
¿La gente nos pregunta que nos pasa, si estamos enojados o por qué estamos tristes? Etc.

El siguiente ejercicio, te puede ayudar a tomar mayor consciencia de tu cuerpo.

Cierra tus ojos y recorre con tu mente, lentamente, todo tu cuerpo.
A medida que vayas pasando por cada, parte describe que es lo que sientes o percibes.

Por ejemplo:

Mis pies están cruzados, los siento fríos, mi mano derecha está sobre la izquierda, al respirar siento… etc.

Hazlo sin calificar si está bien o mal, ni calificarte a ti, por lo que haces o cómo lo haces.

Ahora, Con los ojos cerrados imagínate o piensa que estás haciendo algo que no te gusta, que te molesta.

Piensa en todos los detalles y movimientos que necesitas hacer, para llevar a cabo esa actividad.

Concéntrate en ellos.

Después de unos minutos, vuelve a recorrer tu cuerpo, con tu mente y nota que sensaciones tienes en las diferentes partes del cuerpo.
¿Cómo te está diciendo el cuerpo, que no le gusta esa imagen?

Ahora piensa en algo muy, muy agradable.

En alguna actividad que disfrutes, unas vacaciones o cualquier otra cosa que haya sido muy placentero.

Concéntrate en recordar la mayor cantidad de detalles posibles y disfruta de ese recuerdo.

Luego revisa nuevamente todo tu cuerpo y ve que diferencias encuentras.

Si te cuesta trabajo hacer este ejercicio, pídele a alguien de confianza, que te vaya dando las instrucciones o grábalas, pero dándote el tiempo suficiente, tanto para pensar en cada situación, como para recorrer tu cuerpo y detectar los cambios.

Recuerda que no puedes cambiar un hábito o actitud de muchos años, en unas cuantas semanas.

Necesitas practicar, equivocarte, corregir y seguir practicando.
Pero vale la pena.

Si te ha gustado este Articulo, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...