ENLACE PATROCINADO

Los secretos para crear Riquezas en Abundancia

PUBLICIDAD

1. Determinar objetivos

De acuerdo con uno de los millonarios que contribuyen con el libro, es primordial saber hacia dónde se dirigirán nuestros esfuerzos al iniciar un negocio. Jeff Harris, un empresario de 49 años que ahora se desempeña como asesor de inversiones, afirma que “el principal obstáculo a vencer para enriquecerse es el miedo. Asegura: “La gente teme pensar en grande, pero si piensan en pequeño sólo se obtienen cosas pequeñas”.

2. Educarse a uno mismo

Steve Maxwell, un empresario de 45 años con una ingeniería, afirma que la preparación es básica. Para hacer dinero, señala, se debe dejar de ser analfabeta financiero. “Yo fui un ingeniero que nunca pensó que había cosas posibles en su vida, pero lo único que se necesita es un poco de autoeducación. Se puede lograr todo cuando se comprenden las bases”.

3. Las pasiones pagan

Hacer lo que más gusta uno en la vida puede convertirse en el negocio más rentable, pues la pasión por algo otorga la persistencia necesaria para obtener éxito en una empresa. Tal es el consejo de Jill Blashack, una empresaria que llevó su pasión por la cocina a una empresa de productos gourmet que ahora le rinden 120 millones de dólares en ventas al año. De acuerdo con el investigador Thomas J. Stanley, autor del libro La Mente Millonaria, más de 80 por ciento de las personas acaudaladas aseguran que nunca habrían tenido éxito si no hubiesen hecho caso a su vocación.

4. Haz crecer tu dinero

Muchos de nosotros destinamos todos nuestros ingresos al pago de nuestros gastos, pero pocas ocasiones lo utilizamos como instrumento de reinversión. Se requiere disciplina para lograr el objetivo de destinar el dinero extra en actividades productivas y no al placer, como señala en el libro Rick Sikorski, un empresario estadounidense que hizo su fortuna con una franquicia de un gimnasio.

5. Sin coraje no hay gloria

Este secreto es proporcionado por el empresario Dave Lindah, quien administra un negocio de mantenimiento de exteriores en Boston. “Soy un pésimo carpintero, pero necesitaba dinero, por lo que tomé seminarios gratuitos en Home Depot y así es como empecé”, señala. Veinte años después su compañía factura al año 143 millones de dólares, lo que le hace sentirse orgulloso de haber tomado el riesgo de emprender un negocio del que conocía poco en un principio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...