ENLACE PATROCINADO

5 Secretos que te Ayudaran para pedir un Crédito

PUBLICIDAD

1. Mini créditos: el método más sencillo y rápido

Las dificultades para conseguir un crédito han hecho que nazcan muchas empresas online dedicadas a ofrecer pequeñas cantidades de dinero de manera rápida. Con estos mini créditos o “micro créditos” puedes obtener un máximo de $800 en menos de 10 minutos.

Es una forma sencilla y totalmente online de conseguir préstamos de dinero rápido, ¡y ni siquiera te pedirán un requisito especial para concedértelo! Sólo necesitarás tu tarjeta de identidad, una cuenta a tu nombre en un banco, y un teléfono para ponerse en contacto contigo.

Préstamos de dinero rápido

Antes de solicitar el préstamo, mira bien todas las entidades y selecciona las que más se acerquen a tus necesidades. Si vives en España, la web Bankimia.com te ofrece un completo comparador de préstamos según el monto de dinero que necesites.

Si estás en Latinoamérica, hay dos entidades online que están cobrando cada vez más fuerza ofreciendo buenos micro créditos: Afluenta.com y Moni.com.ar (esta última ofrece en especial préstamos de dinero rápido en Argentina).

Cuando ya sepas en qué página quieres pedir tu préstamo, sólo tendrás que indicar la cantidad que necesitas, el plazo máximo en el que lo devolverás, y rellenar tu solicitud. En menos de 10 minutos ¡sabrás si la han aceptado y tendrás tu dinero rápido!

2. Créditos rápidos online: la alternativa para proyectos mayores

Los créditos rápidos online son muy parecidos a los mini créditos: las principales diferencias son el monto de dinero y el tiempo. Podrás obtener hasta $10.000 dólares en tan sólo 24 horas, y no es necesario ningún papeleo.

¿Qué diferencias hay?

Un mini crédito concede hasta $800 en 10 minutos. Un crédito rápido concede hasta $10.000 en 24 horas.

Pero aquí sí que deberás cumplir unos requisitos, como tener una nómina, una pensión, o un justificante de ingresos mensuales que te avalen para concederte el crédito. Igual que con los mini créditos, tendrás que rellenar un formulario y en 24 horas sabrás si te han concedido ese dinero.
  
3. Crowdfunding: ¿y esto qué carajo es?

Quizás nunca hayas escuchado esta palabra, pero el crowdfunding es mucho más habitual de lo que crees. Es una manera de financiación colectiva. Se basa en presentar tu necesidad económica a un grupo de gente explicándoles por qué necesitas ese dinero.

Si a estas personas les convence o parece interesante tu propuesta, te darán ese dinero mediante donaciones o inversiones. Se podría decir que esta gente son prestamistas de dinero rápido solidarios, aunque no pienses que no tendrás que devolverles lo que te han prestado (si el dinero es para un proyecto solidario, quizás sí que no tengas que devolverlo).

El crowdfunding está muy de moda en Internet y las redes sociales porque a través de ellas puedes difundir tu proyecto o necesidad económica y llegar a una gran masa, aunque también existen muchas plataformas online como páginas web dedicadas sólo a esto.

Normalmente, los propósitos para los que se usa este método para pedir dinero rápido son artistas buscando el apoyo de sus fans, campañas políticas, financiaciones de deudas, crear escuelas, e incluso para el nacimiento de pequeños negocios o compañías.

Préstamos de dinero rápido

Así que si tienes una idea interesante, un proyecto por el que crees que te darían dinero, o quieres hacerte sitio en el mundo de los negocios creando una empresa, pero no tienes dinero para ello, el crowdfunding definitivamente es tu mejor opción.

Pon en el buscador de Google la palabra “crowdfunding” y tu país para saber qué plataformas hay de este tipo para que te presten dinero; por ejemplo “crowdfunding España”, “crowdfunding Colombia”, etc. Seguro que aparecen muchísimos resultados.

4. Préstamos entre particulares

Otra forma muy parecida al crowdfunding es el de préstamos entre particulares o como se le suele llamar “préstamos P2P”. El funcionamiento es el mismo que en el anterior método, aunque los montos de dinero que se prestan suelen ser cantidades mucho más pequeñas.

¿Has visto el capítulo de Los Simpson en el que Lisa, a través de Internet, le da a Nelson de forma anónima $50 para que él empiece su negocio de arreglos de motocicletas? Pues eso exactamente es un préstamo entre particulares.

Préstamos de dinero rápido

Al contrario que en el crowdfunding, donde en ocasiones los prestamistas no esperan que les devuelvan el dinero (en proyectos como por ejemplo crear escuelas en países necesitados), en el P2P sí que quien presta el dinero rápido espera obtener beneficios y su dinero de vuelta.

5. Conviértete en tu propio prestamista

La idea suena bastante loca ¿verdad? Si necesito pero no tengo dinero, ¿cómo me lo voy a prestar a mí mismo? Muy fácil: ¡usa tu tarjeta de crédito! Las tarjetas de crédito son una buena manera de obtener dinero rápido porque es posible conseguirlo de la tarjeta y devolverlo a plazos.

Préstamos de dinero rápido

Aunque no todas las tarjetas de crédito admiten esto, así que comprueba en el contrato de tu tarjeta o pregunta en tu banco si puedes sacar dinero con ella y devolverlo a plazos.

Ve a un cajero automático y saca dinero con tu tarjeta; así es como tendrás dinero rápido y en efectivo y lo podrás devolver en el plazo que te indique tu banco. Aunque ¡cuidado! No te aficiones demasiado a esta opción o ¡puede que termines arruinado!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...